Cine de Animación Infantil


Wall e

http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Especial:Libro&bookcmd=download&collection_id=249c4212ea534ce2&writer=rl&return_to=Especial%3ALibro




Qué lindo aporte de Amparo!






Lecturas PREZIpitadas


http://historiasprezipitadas.blogspot.com.es/

2011

23 de abril: Día Internacional del libro

La elección del 23 de abril como Día Internacional del libro se debe a que los escritores Miguel de Cervantes, William Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega fallecieron el mismo día del año 1616.



stratforduponavon001.jpg


En la casa natal del escritor, hay actores vestidos de época que contaban, de una forma muy amena, cómo había sido la vida de William Shakespeare en Stratford Upon Avon y cómo vivía su familia. En los jardines se pueden ver representaciones teatrales de algunos fragmentos de sus obras más representativas. Al terminar la visita, además de ser realmente entretenida, uno sale con la impresión de haber entendido muy bien el contexto en el que se desarrollaron los primeros años de vida de Shakespeare.
Si se está en la ciudad natal de William Shakespeare, es obligado visitar su tumba en la Holy Trinity Church, tumba que cuenta con la famosa inscripción ‘Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar el polvo aquí encerrado. Bendito sea el hombre que respete estas piedras y maldito el que remueva mis huesos’. Quizá sea esta maldición la que ha impedido que los restos del escritor hayan sido trasladados a la abadía londinense de Westminster.
stratforduponavon002.jpg

Fuente: Miguel Ángel García Guerra












Proyecto Anual Integrado2009

El-Principito-img.jpg


http://historiasprezipitadas.blogspot.com.es/2012/07/el-principito-prezipitado.html


Octubre
Teatro.jpg
Teatro como en el teatro






















Leemos el libro


Robert Louis Stevenson
1. Datos del autor
Robert Louis Stevenson (Edimburgo, 1850)
Es autor de algunas de las historias fantásticas y de aventuras más populares, como La isla del tesoro, El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde o La flecha negra, adaptadas para niños y llevadas varias veces al cine. Fue importante también su obra ensayística, breve
pero decisiva en lo que se refiere a la estructura de la moderna novela de peripecias.
2. Argumento
Una botella contiene un diablo que concede deseos sin límites, pero a un alto precio: si uno muere con la botella en su poder, irá condenado para siempre al infierno. La botella puede venderse, pero siempre a un precio menor al que se pagó al adquirirla, lo cual implica que llegará un día en que alguien no pueda deshacerse de ella. Keawe, el protagonista, adquiere la botella y desea ser el dueño de una gran mansión. Su deseo le es concedido, pero a un alto costo: sus familiares mueren en un accidente. Con la fortuna que hereda construye la casa soñada y vende la botella a su amigo Lopaka. Conoce a
Kokua, con quien desea casarse, pero pronto descubre que, en sus viajes, se ha contagiado
de lepra. Enfrentando la posibilidad de renunciar a su amada y a su mansión, busca comprar de vuelta la botella. Al obtenerla sana y se casa, pero la felicidad se verá opacada por la maldición de la botella. Sabiendo su gran secreto, Kokua decide ayudarlo. Juntos
demostrarán no solamente su ingenio para liberarse de la botella y por lo tanto de la maldad, sino también el gran amor y la lealtad que sienten uno por el otro.

3.- Actividades
A.- Explica:


1.-
Keawe es un buen hombre, pero ¿realmente quiso la botella? Escribe tu opinión y susténtala.
2.-
Keawe cuenta su secreto a Lopaka. ¿Qué le recomienda él?
3.-
Mencionan las cualidades del hombre que cambia el destino de
Keawe. Lee y expresa en un dibujo el rostro del personaje.
Explica la expresión de su rostro.

B.- Reconoce:

1.-
La botella es la fuente de bienestar y prosperidad de muchos hombres, pero tiene algo
malo. Explica en qué consiste.
2.-
La historia trata el tema de la avaricia y del amor. ¿Por qué el segundo debe
prevalecer sobre la primera? Justifica tu opinión con un pasaje de la obra.

C.- Interpreta:

1.-
Lee con atención los siguientes enunciados y completa según lo que has comprendido:

La botella representaba...

Keawe consigue fortuna pero en realidad lo que deseaba era...

- Lopaka da un consejo a Keawe sobre qué hacer con la botella, pero en realidad...

D.- Analiza

Keawe intenta deshacerse de la botella. Escribe lo que sucede.
Keawe.png

Si Keawe era un buen hombre, ¿por qué utiliza la botella antes de casarse con Kokua?


E.- Caracteriza
Kokua es protagonista de la historia y demuestra muchas cualidades. Describe a Kokua,
tomando en cuenta la relación que mantiene con los siguientes personajes:
caracteriza.png

F.- Reflexiona:
Aunque fantástica, esta obra y llena de las creencias y costumbres de los
pobladores del continente asiático, tiene valores que nos hacen reflexionar sobre nuestro
actuar en la vida. Escribe tres valores y explica cómo se reflejan en la historia y cómo los
aplicas en tu vida.
*
*
*

Keawe y Kokua representan a la pareja romántica de la obra, a quienes une la fatalidad.
Identifica dos hechos de su historia amorosa.
*
*

G.- Analiza:

El final de la historia es gratificante para los protagonistas, los que a lo largo de la trama
viven angustiados. Escribe el final y las consecuencias que sufrirá el nuevo dueño de la
botella.
final_consecuencias.png
H.- Valora:

Keawe recrimina a Kokua por su falta de lealtad; sin embargo, al darse cuenta de la
verdad de los hechos, procede de manera diferente. Manifiesta tu opinión sobre la
conducta de este personaje.


I.- Produce:
Tomando en cuenta las características de una dramatización, realiza representaciones de
la obra, teniendo como objetivo rescatar a Keawe y Kokua de los efectos de la botella. Para
esto, tomaremos las siguientes escenas:

Dramatizar la oferta de compra de la botella y expresar argumentos para no adquirirla
sin saber qué hay en ella en realidad.
Crear una estrategia para que la botella no regrese a manos de nadie y ya no pueda
dañar.
- Idear la manera de quitar los poderes a la botella.

Escribe los epígrafes a cada escena:




Cuento Fantástico
Leemos:

Como todos los días

Apenas abandonamos la infancia y ya dejamos de creer en esos cuentos maravillosos que nos contaban nuestros padres. Nos gustan, tal vez. Pero decimos: “son mentiras, lindas mentiras”. Vamos a la escuela a encontrarnos con nuestros compañeros de todos los días. Bien reales, como nosotros. Hacemos la tarea, vemos la televisión. Lloramos o reímos con alguna película. Leemos nuestros libros. Nos acostamos para soñar algo lindo y despertar en la plácida calidez de nuestro cuarto, rodeados de nuestros familiares y queridas cosas: ese afiche en la pared, esos muñecos gastados, ese álbum que nunca completamos, la alcancía vacía. De vez en cuando una pesadilla o algún susto. Pero ya sabemos que todo eso pasa y no es más que eso: una pesadilla, un susto.


A Matías le gustaba caminar esas siete cuadras hasta el colegio. Conocía cada baldosa. Sabía que la vereda del bar estaba formada por una combinación imposible de contar. El edificio de departamentos nuevo, en cambio, tenía dieciséis baldosas. Todas lisas y parejitas. Todavía no habían pasado nunca los del gas o los de la electricidad a romperles la vereda. Ya les iba a tocar.


Matías tenía un juego. Era tonto, pero era suyo. El juego consistía en contar los pasos. La meta era llegar a caminar alguna vez sin mirar para adelante, tan sólo contando los pasos con la vista fija en las baldosas. Llevaba meses intentándolo sin lograrlo.


Pero ese día Matías había dado su primer paso y su segundo y su séptimo y enseguida había percibido algo extraño.


Caminó como siempre las dos primeras cuadras. Cuando llegó al semáforo, esperó. Luz verde: cruzar.
Cruzó.






Fue cuando cruzaba que la sensación de extrañeza se le hizo más fuerte. Como no podía concentrarse en las baldosas tuvo que mirar los edificios. No reconoció ninguno. Tampoco encontró el reloj de la iglesia.




Preguntó la hora. Era mucho más tarde de lo que pensaba. Iba a llegar muy tarde. Apuró el paso. La esquina parecía estar cada vez más lejos. Miró a su alrededor. Quería encontrar algo conocido. No vio ni el quiosco de revistas, ni la heladería, ni la casa de fotocopias. Todo era desconocido.



Pensó que tal vez, distraído, había doblado mal en la esquina. Era imposible, pero a esa altura lo imposible resultaba posible. Volvió sobre sus pasos.


No reconoció nada. Ni los nombres de las calles.


Ya asustado se apoyó contra una pared para pensar con más calma la situación.


Entonces vio que una mujer le hacía señas y lo llamaba. No escuchaba lo que decía, pero tuvo mucho miedo. Estaba perdido en medio de calles extrañas. Había creído caminar las cuadras de siempre, pero todo era distinto. Todo era otro lugar. Otro mundo.


La mujer se aproximaba y Matías se paró y caminó hacia ella. Esa mujer se había dado cuenta de que él estaba perdido, pensaba. “Y seguramente me conoce. Tal vez sea una amiga de mamá. Qué estúpido que soy. Esto no se lo cuento a nadie. Se van a reír de mí. Miren, el bebito se perdió, van a decir”. Ya casi estaba llorando. Las lágrimas eran una mezcla del miedo que había sentido con la alegría de encontrar alguien que lo ayudara. No reconocía a esa mujer, pero no le importaba, con tal de que lo guiara hasta el colegio.


Cuando la mujer pronunció ese nombre extraño, Matías pensó que no le hablaba a él. Pero era a él a quien miraba. Quiso decirle “Yo no me llamo así, está usted confundida, yo soy Matías”, pero comprendió en un relámpago de lucidez que no había equivocación alguna, que la realidad era cada vez más atroz. Entonces, el llanto se detuvo. No para dar paso a la alegría del reencuentro, a la risa o a la placidez de lo familiar. No para despertar y decirse que todo había sido un sueño terrible, un susto. No. Lo que vino entonces fue el más espantoso de los espantos. No sólo esas calles no eran la de todos los días, no sólo esos edificios eran construcciones irreconocibles. Tampoco él era él. Ya no era Matías, entonces era otro o era nadie.


-Ernesto, te estaba esperando- le dijo la mujer.


Gabriel S. Lebriega



Biografía del autor


Gabriel S. Lebriega nació en Buenos Aires, en 1963. Siguió la carrera de Letras y se dedicó tempranamente a la docencia secundaria y al cine. Entre sus libros de cuentos se encuentra Una experiencia compartida.


Los componentes del texto

El cuento fantástico



Cuando en un cuento la acción transcurre en un mundo como el nuestro, sin hadas ni ogros ni dragones, y sucede de pronto algo sobrenatural que no podemos explicar, es un cuento fantástico.



REALIDAD DE TODOS LOS DÍAS + HECHO SOBRENATURAL INEXPLICABLE = CUENTO FANTÁSTICO




En “Como todos los días” hay fragmentos que nos permiten afirmar que los acontecimientos transcurren en un mundo como el nuestro. Matías, el protagonista, sale de su casa hacia el colegio, de la misma manera que lo hacía todos los días.


Sin embargo, ocurre algo que no pude ser explicado de acuerdo con las leyes de nuestro mundo. A partir del momento en que el personaje cruza la calle, se enfrenta a algo inexplicable: ¿en dónde se encuentra?, ¿qué calles son ésas?, ¿quién es la misteriosa mujer?, ¿quién es Ernesto?

Conflicto y desenlace

En un cuento se narra generalmente un conflicto o problema que necesita ser resuelto. Este conflicto puede manifestarse entre dos personajes o entre un personaje y una situación que debe resolver.



En el cuento que leyeron, el conflicto es que Matías no reconoce las calles y lugares de todos los días.
Sin embargo, ese problema no se resuelve.

En los cuentos fantásticos el desenlace no resuelve el conflicto sino que origina otro que queda sin resolución y deja en el lector la duda o la incertidumbre acerca de lo que sucedió.


Para conversar



* ¿Qué juego realizaba Matías todos los días cada vez que iba al colegio?


  • ¿Cuál era su meta con ese juego?
  • ¿A partir de qué momento Matías comienza a percibir algo extraño?
  • ¿Qué cosas Matías no reconoce?
  • ¿Qué piensa Matías cuando comprueba que no reconoce nada:
- Que todo fue un sueño.
- Que se perdió.



  • ¿Qué le sucedió en realidad?
- Matías se perdió.
- Matías está en un mundo diferente y extraño.



  • ¿Ese final se expresa con claridad o el lector debe deducirlo?
  • ¿Pueden darle alguna explicación a lo que ha sucedido?
  • Indica alguna parte en “Como todos los días” en que se manifieste que el narrador conoce lo que Matías piensa.
  • El narrador de este cuento, ¿participa o no de los acontecimientos que narra?

Actividades
A.- Relee el cuento y completa en tu carpeta las actividades (no olvides copiar las consignas)

1.- Justifica por qué es un cuento fantástico.
2.- ¿Qué clase de narrador relata la historia y en qué persona gramatical narra?
3.- Reescribe el siguiente fragmento cambiando la persona gramatical:

"Entonces vio que una mujer le hacía señas y lo llamaba. No escuchaba lo que decía, pero tuvo mucho miedo. Estaba perdido en medio de calles extrañas. Había creído caminar las cuadras de siempre, pero todo era distinto. Todo era otro lugar. Otro mundo.


La mujer se aproximaba y Matías se paró y caminó hacia ella. Esa mujer se había dado cuenta de que él estaba perdido, pensaba. “Y seguramente me conoce. Tal vez sea una amiga de mamá. Qué estúpido que soy. Esto no se lo cuento a nadie. Se van a reír de mí. Miren, el bebito se perdió, van a decir”. Ya casi estaba llorando. Las lágrimas eran una mezcla del miedo que había sentido con la alegría de encontrar alguien que lo ayudara. No reconocía a esa mujer, pero no le importaba, con tal de que lo guiara hasta el colegio. "

¿Quién es el narrador en la nueva versión?

................................................................









Julio - Agosto
logo-fundacion-leer.gif


Fundación Leer nos propone


linea4libros_en_linea.gif



[[http://www.leer.org.ar/ internas.php?cid=7]]



En Galería de Autores (http://www.leer.org.ar/ internas.php?cid=8&id=64), podés encontrar una galería completa de nuestros más afamados escritores de literatura infantil. Además, podrás leer conversaciones de chat de los autores con chicos como vos, conocer más de su vida y sus gustos y hasta leer fragmentos de sus historias más interesantes. ¡También encontrarás divertidas propuestas para convertirte vos mismo en escritor!

En http://www.audiovideotecaba. gov.ar/areas/com_social/ audiovideoteca/literatura/ index_es.php, podés encontrar desde biografías de los principales artistas latinoamericanos, hasta escuchar las lecturas de Julio Cortázar de su obra y un especial de lectura para chicos.

http://www.imaginaria.com.ar/ tiene todo para saber qué leer y cómo: desde reseñas y recomendaciones, hasta artículos interesantes para reflexionar.

Si te gusta escribir, no te pierdas http://www.chicosyescritores. org/, todo un sitio web creado para chicos que saben cuán divertido puede ser el mundo de los libros.

Reseñas, recomendaciones, novedades y agenda cultural en http://www.jitanjafora.org.ar/

En www.literatura.org podés encontrar la biografía y fragmentos en línea de los principales escritores nacionales.

Panorama literario (www.panoramaliterario.com.ar) es una página argentina que reúne novedades, información, biografía y enlaces relacionados con escritores argentinos y del mundo.

Sitio dedicado a la crítica de libros, Bibliópolis (http://www.bibliopolis.org/ index.htm) incluye artículos de interés, comentarios y opiniones, además de una sección especial sobre literatura fantástica.




Y ahora qué hacemos?: Ideas divertidas para leer y jugar

http://fundacionleer.wordpress.com/2009/07/01/hello-world/

Para los más chiquitos

Títeres, titiriteros

Con varios elementos de desecho como pajitas, palitos, corchos, telas, lanas, podés armar títeres. Poneles nombre, imaginate quiénes son, cómo son, qué les gusta, en qué lugar se encuentran y para qué, y ahora. armá una historia. Después, podés pedirle a tu mamá una tela o una sábana para armar un retablo (teatro de títeres) y realizar una función para toda la familia.

Reunión de lectores

Proponele a tu familia encontrar una hora y un día en la semana para reunirse y hacer comentarios del libro que cada uno esté leyendo. Para acompañar la reunión, pueden compartir algo rico para comer.

Para los del medio

Afiches de promoción

Después de leer una historia, imaginate que tenés que armar un afiche para promocionarla como si fuera una película. Podés utilizar revistas y variados papeles de colores. ¡No te olvides de un título con un slogan para su promoción!

Reorganización de la biblioteca

Lectura o una biblioteca. Una buena idea es organizar los libros por temas y colocarlos en una estantería o en cajas decoradas. Podés además armar una libretita en la que puedas registrar los nombres de los libros que más te gustaron y por qué. En algún apartado, podés anotar los libros que prestaste y en otro apartado los que te gustaría leer.

El libro de las adivinanzas

Averiguá entre tus familiares y amigos cuáles son las adivinanzas preferidas. Podés realizar una búsqueda en internet. Elegí por lo menos 10 adivinanzas y luego armá un libro para hacer adivinanzas a tus hermanos, tus amigos, tus papás y tus abuelos.

Para los más grandes

Escritor cibernético

Los espacio de redes sociales como facebook, webblog o fotolog pueden convertirse en un interesante espacio para que vuelques tus producciones escritas, desde frases hasta poesías, pasando por canciones y cuentos. Animate.

Autorretrato

Ya sea en los soportes virtuales o en un afiche para colgar en tu cuarto, podés armar tu propio retrato. Podés mezclar una descripción escrita con fotos o dibujos. No te olvides de poner todo aquello que más te identifica: tus gustos, ideales, inquietudes.

Diario íntimo

El diario íntimo es una forma de escritura personal que no pasa de moda. Nos permite dejar por escrito día a día nuestras vivencias y experiencias que no queremos olvidar.

Cartas

Podés escribir una carta para expresarte frente a cualquier tema de la actualidad que te inquiete. Puede estar dirigida a algún funcionario, o bien a algún medio que te interese.

Decálogo

Armar un decálogo con las frases preferidas que se refieran a un tema en particular: el amor, los adolescentes, la guerra, el cuidado de la salud, la democracia.

Karaoke

Buscá en internet o en youtube cuáles son las canciones más escuchadas. Luego, escribí la letra de esas canciones para jugar al karoke con tus amigos.

Entrevista a artistas (cantantes, actores, escritores, pintores)

Buscá en internet entrevistas a algún artista reconocido. Luego, podés comentar en el blog cuál te parece el más interesante y por qué.


linea4libros_en_linea.gif

- comunicacionabierta comunicacionabierta






la_readingcomprehension_s.gif.jpg Inicio del LEATON la_reading_s.gif.jpg


Literatura para leer y escuchar la_fluency_s.gif.jpg Buzon%20correo.gif 3399043055_1217eb0dcd_o_Transmitierra.jpg




Presentaremos la audición del cuento:

"La Tierra y su terapeuta" en la Maratón Mundial
en apoyo del cuidado de nuestra casa, la Tierra, el 22 de abril de 2009.

Para aprender a contar un cuento hay que:





- Leer el cuento varias veces.
- Solo contarlo a otro si nos gusta.
- Respetar la esencia que el escritor puso en el texto.
- Adaptarlo a la oralidad, al habla cotidiana, hacer creíble la historia por Fantástica que esta sea.
- Emocionarse con las palabras escritas para que al pasar por nuestros sentidos puedan llegar al que las escucha.
- Romper el relato en tantas imágenes como sean necesarias para verla y reproducirla del principio al fin.
- Decir siempre la fuente, el autor, el título del cuento.
La Literatura nos brinda muchos hermosos cuentos que pueden ser escuchados con placer por chicos y grandes.

La fantasía, la risa, realidades diferentes o el absurdo abren un puente que moviliza a escuchar y a leer más, pero por sobre todas las cosas divierte tanto al que cuenta como al que escucha.


EnCuentos.com - Literatura para padres e hijos
Lee el cuento: La tierra y su terapeuta
Adaptación teatral de Sonia Alejandra Rodríguez


Este cuento va dirigido a todas aquellas personas que se preocupan y cuidan de nuestro planeta,
porque al hacerlo cuidan del bienestar de todos los seres que la habitan.
Todos compartimos un mismo hogar, la Tierra.

Narrador: La consulta del Doctor Cometa estaba siempre llena de pacientes, era un gran médico y su fama se extendía por todo el Universo


Doctor: - El siguiente por favor (indicaba el doctor a su enfermera.) Enfermera: - Que pase el siguiente paciente (decía la enfermera saliendo al pasillo donde planetas y estrellas esperaban su turno.) Un planeta: - Me toca a mí- decía un planeta. Enfermera: - Bien, pase a consulta. ( le indicaba la enfermera.) Doctor: - Buenos días, siéntese por favor. (le indicaba el Doctor Cometa a su paciente.) Dígame que le ocurre. Planeta Tierra: - No lo sé doctor, no me encuentro nada bien. (aquel planeta parecía preocupado.)











Doctor: - Bueno, no se preocupe, voy a tomarle los datos y en seguida me cuenta cuáles son sus síntomas, dígame su nombre.

Planeta Tierra: - La Tierra Doctor: - ¿Edad? Planeta Tierra: - Unos tantos miles de millones de años. Doctor: - Es usted todavía un adulto relativamente joven, bien, ¿tiene hermanos? Planeta Tierra: - Sí, yo soy el tercero de ocho hermanos, éramos nueve, aunque uno de mis hermanos ha dejado de serlo, es una historia algo larga, dice que él no es como nosotros, así que se puede decir que somos ocho, pero sigue viviendo en casa. Doctor: - ¿Domicilio? Planeta Tierra: - Sistema Solar. Doctor: - ¿La salud de su familia es buena? Planeta Tierra: - Mi padre es una estrella madura pero muy sana, todavía está echo un joven, de todos mis hermanos yo era el que tenía más vida, pero últimamente no me encuentro bien, doctor. Doctor: - No se angustie, para eso estoy yo aquí, dígame que le pasa. Planeta Tierra: - Pues verá, me siento enfermo, siento como si me faltara el aire, me cuesta respirar, luego no tolero bien las temperaturas, siempre tengo como sofocos, o paso mucho frío o mucho calor, es como si no tolerase bien los cambios en el clima, son como muy bruscos ¿me entiende, doctor?






















Doctor: - Sí, no se preocupe, le haremos unos análisis a ver de dónde proceden dichos síntomas, ¿tiene alguno más que deba saber?

Planeta Tierra: - No sé, doctor, me siento a veces muy triste con ganas de llorar, otras siento tanta rabia, me faltan las ganas de vivir, es como si estuviera muriendo por dentro… Doctor: - Primero que nada voy a hacerle unos análisis, los resultados se los entrego dentro de una semana y ya vemos qué le ocurre. Narrador: -La Tierra entró en una sala con el doctor y la enfermera que le realizaron toda una serie de pruebas médicas. En unas horas estas estaban realizadas en su totalidad. Doctor: - Ya hemos terminado, como le he comentado, en una semana tendremos los resultados, regrese entonces y veremos qué le ocurre exactamente. Narrador: Así ocurrió, La Tierra regresó a casa en espera de los resultados de sus análisis, mientras esperaba sentía una gran preocupación, ¿qué sería lo que le ocurría? Doctor: - Buenos días, pase y siéntese. (le indicaba el doctor a la Tierra, ya había transcurrido el tiempo que habían fijado.) Planeta Tierra: - Dígame doctor, ¿qué me pasa? Tengo mucho miedo, ¿lo que me ocurre tiene cura posible? Doctor: - Ante todo no se angustie, le cuento, verá… los resultados de sus análisis nos indican que sus pulmones no están muy bien, parece que ha sido destruido gran parte del tejido, en la radiografía que le hicimos aparece una gran ausencia de árboles y plantas, eso junto a la mala calidad del aire que respira, que lo suyo es que debiera estar en buen estado pues gracias al cual su sistema interno se mantiene con vida, pero hemos visto que está lleno de contaminación, y todos esos aspectos junto a otros son los que le están provocando esa irregularidad en su temperatura y en el clima, parece que está todo alterado y a veces le provoca fiebre y aparecen esos grados de más. Por otra parte hemos comprobado que ciertos seres que vivían en su organismo también están desapareciendo, animales de todas las especies que mantenían el equilibrio y el ciclo de la vida están disminuyendo en número y todo ello a una gran velocidad. Planeta Tierra: - Doctor, lo que me cuenta suena muy mal ¿por qué me sucede todo eso? ¿me voy a morir? Doctor: - Verá, todo planeta está compuesto por una serie de elementos, usted es un planeta azul, los planetas como usted suelen estar llenos de vida, con una calidad en el aire y en el agua fabulosas, su vegetación y su organismo en general suelen ser muy ricos, pero tiene usted un síndrome que sale de mis capacidades, realmente no sé si podré ayudarle. Planeta Tierra: - No me asuste, ¿qué síndrome es ese? Doctor: - Usted tiene el síndrome del ser humano. Planeta Tierra: - ¿El síndrome del ser humano? ¿Es grave doctor? Doctor: - En realidad no debería de serlo, el ser humano es un organismo vivo que posee usted al ser un planeta azul, y que en realidad es un ser vivo maravilloso, es muy beneficioso para usted, pues su función es la inteligencia y la creatividad. Cuando es bondadoso y reparte amor es capaz de las mayores proezas y su calidad humana es infinita ayudando a otros seres que habitan en su interior incluyendo árboles y animales. El problema está cuando ese pequeño organismo enferma como es su caso, ese organismo del que le hablo se ha extendido por todo su ser, si estuviera sano le ayudaría como le he comentado y sería usted un planeta lleno de vida y salud, pero al parecer ha enfermado y lo está destruyendo, lamento decírselo, pero si no curamos a este organismo podría llevarlo a la destrucción total. Planeta Tierra: - ¡Voy a morir! No quiero morir, soy muy joven… Doctor: - No, yo no le he dicho que vaya a morir. Planeta Tierra: - Pero si me ha dicho que ese organismo puede destruirme hasta el final. Planeta Tierra: - Así es, si lo dejamos tal como está acabará con usted hasta destruirlo, pero usted es muy fuerte, podrá resistirlo ya lo verá, además, para llegar a ese extremo ese organismo llamado ser humano tendría que llegar a un punto que se destruyera a sí mismo como ser, acabaría con todos sus miembros, usted estaría muy resentido y lo pasaría francamente mal, pero no se preocupe, ese organismo terminaría con la propia vida de todos los de su especie pero usted se repondría, lo que ocurre es que es una lástima tener que acabar con ese organismo, como ya le he comentado es muy beneficioso para usted, claro está, cuando está sano. Planeta Tierra: - ¿Qué se puede hacer entonces doctor? ¿Existe cura posible? Doctor: - Existe un tratamiento, es complicado, como le he comentado se sale de mi competencia, pero conozco a un colega que puede ayudarle, es terapeuta, él trata este síndrome desde la raíz, le garantizo que no es fácil, pero no tenemos nada que perder. Planeta Tierra: - Estoy dispuesto, doctor, quiero vivir, dígame qué tengo que hacer. Doctor: - Voy a dirigirlo hacia el doctor









































Profundus Universus, como le he comentado es terapeuta, el mejor en su profesión.

Planeta Tierra: - Estoy dispuesto doctor, cuanto usted me diga, me gustaría que fuera cuanto antes. Doctor: - No se preocupe, voy a ponerlo como caso urgente, lo atenderá cuanto antes, ya lo verá. Narrador: Unos días después la Tierra recibió una carta en la que se le citaba a la consulta del doctor



Profundus Universus, la Tierra estaba feliz, por fin alguien podría ayudarle en aquel sufrimiento que deseaba que desapareciera

Profundus Universus: - Buenos días, usted es La Tierra, ¿no es cierto?
Planeta Tierra: - Buenos días, así es.

Profundus Universus: - Me ha llegado su expediente médico procedente del doctor Cometa, lo he estado estudiando, he visto que sufre del síndrome del ser humano.

Planeta Tierra: - Eso parece, ¿tiene cura doctor?

Profundus Universus: - Bueno…para serle sincero, el tratamiento no es sencillo, pero eso no quiere decir que no se pueda lograr tener éxito en el mismo, se requiere de un gran esfuerzo pero lo conseguiremos, tenga fe, yo voy a estar con usted en todo momento.

Planeta Tierra: - Se lo agradezco, no quiero sufrir más, quiero vivir.

Profundus Universus: - Ese sentimiento es muy positivo, de hecho la base del tratamiento se centra en eso mismo, en el optimismo y la felicidad. Algo en su interior no marcha bien, cuando estamos tristes, con poco ánimo y se bajan las defensas del organismo o tenemos otros sentimientos como la rabia, el odio, la avaricia, … todos ellos nos llevan al síndrome del ser humano, que como le habrá contado el doctor Cometa, es un organismo que habita en su interior que cuando está sano es muy beneficioso, el problema es cuando enferma.

Planeta Tierra: - Sí, el doctor Cometa me contó eso, pero no entiendo bien cómo ha surgido, en un principio no notaba nada, fue poco a poco, cuando vine a darme cuenta me encontraba muy mal.

Profundus Universus: - Sí, suele aparecer tal como lo ha contado, uno no es consciente de lo que le está pasando hasta que los síntomas son muy evidentes, pero usted ha pedido ayuda a tiempo, todavía puede curarse. Aunque ese organismo se autodestruyera usted sobreviviría, lo pasaría mal, pero lograría salir adelante, pero lo interesante sería salvar también a ese pequeño ser que habita en su interior, es muy interesante conservarlo, así que a ver si podemos salvarlo.

Planeta Tierra: - Yo estoy dispuesto a hacerlo, haré todo lo que me diga, lo único que quiero es sentirme mejor.

Profundus Universus: - Ya verá como pronto se encontrará mejor, yo voy a ayudarle en todo, aunque tengo que avisarle que será una terapia larga.

Planeta Tierra: - No me importa doctor, estoy decidido a luchar por mí y por el bien de mi organismo.

Profundus Universus: - Así lo haremos pues.

Narrador: -Se inició la terapia, el primer paso era reunir el mayor número de detalles sobre las experiencias que había tenido la Tierra a lo largo de su vida.

Profundus Universus: - Cuénteme acontecimientos de la vida que considere que hayan sido importantes para usted.

Planeta Tierra: - Pues la verdad es que ha sido una vida normal, como la de cualquier otro planeta, pasé por diferentes fases, conforme iba creciendo mi organismo iba evolucionando y cada vez me volvía más estable, más equilibrado, ya sabe, con la edad va uno madurando.

Profundus Universus: - ¿Ha padecido alguna enfermedad importante?

Planeta Tierra: - Sí, cuando era más joven, estuve muy enfermo, el doctor me dijo que gran parte de mi organismo había sido destruido.

Profundus Universus: - ¿Qué es lo que le ocurrió?

Planeta Tierra: - Un accidente, recibí un impacto muy fuerte, estaba paseando por los alrededores de mi barrio que como le he dicho es el Sistema Solar, iba muy tranquilo, pero vino aquel meteorito, apareció de repente, no lo esperaba, lo pasé francamente mal, pero logré recuperarme y resurgí con más fuerza.

Profundus Universus: - ¿Después de aquello le ha ocurrido algún hecho más que considere de importancia?

Planeta Tierra: - Alguna vez más he enfermado, pero nada importante, aquel hecho es el que considero de mayor gravedad, pero salí de aquello sin muchas complicaciones.

Profundus Universus: - Me ha hablado de su familia, tiene ocho hermanos y un miembro de su familia que era considerado para ustedes como un hermano pero ya no.

Planeta Tierra: - Sí, así es.

Profundus Universus: - ¿Y cómo es la relación con ellos?

Planeta tierra: - No tenemos mucha relación entre nosotros, entre los miembros de mi familia apenas hay un trato amigable, solo tengo cierta relación con una prima, Luna y con un hermano, Marte, pero es una relación muy superficial.

Profundus Universus: - ¿A qué cree que se debe esa falta de comunicación entre ustedes?

Planeta Tierra: - Somos muy diferentes, yo no comparto la forma de ser que tienen ellos, nos gustan cosas diferentes, no parecemos hermanos, somos como desconocidos.

Profundus Universus: - ¿Y la relación con su padre?

Planeta Tierra: - Mi padre Sol es para mí muy importante, sin él no sabría vivir, me cuida y al mismo tiempo se mantiene en la distancia adecuada para no entrometerse en mi vida. Últimamente me encuentro tan mal que hasta con él todo me afecta, es una situación compleja ¿verdad?

Profundus Universus: - Bueno, es una situación complicada, pero no imposible de resolver, encontraremos el tratamiento más adecuado para su caso.

Narrador: -La terapia continuó durante unas semanas más, el doctor Profundus Universus había analizado todos los detalles de la vida de la Tierra y junto a los análisis realizados por su colega, el doctor Cometa, se pudo llegar a un diagnóstico y en base a él desarrollar un tratamiento adecuado para el caso que se había presentado ante ellos:

Profundus Universus: - Hemos estado estudiando todos los aspectos de su caso tanto el doctor Cometa como yo y hemos llegado a la conclusión de que lo que le ocurre es que en su interior guarda muchos sentimientos que necesitan ser comprendidos por usted mismo. Se siente solo en la inmensidad del universo, está viviendo en la misma casa que sus hermanos pero ellos para usted son completos desconocidos, por otra parte, la relación con su padre es buena, le hace sentirse importante, tienen una relación mutua que le lleva a sentirse especial y único, en cambio, sus hermanos no tienen tan buena relación, o están demasiado pegados a él haciéndoles daño o demasiados alejados sintiendo la frialdad del distanciamiento, usted es especial para él, su planeta bonito. Toda esa situación le crea sentimientos de soledad, de sentirse único en el universo y por otra parte especial. Estos sentimientos cuando no están bien canalizados, pueden llevarlo a lo que está experimentando actualmente, ese organismo que tiene en su interior, que le ha creado el síndrome del ser humano, tiene sentimientos de desear acaparar todo lo que le rodea, tiene miedo de sentirse desprotegido y tiene la necesidad de poseer muchas cosas materiales como si todo aquello lo protegiera de verse desvalido, por otra parte, como dicho ser se cree único en su mundo, no existe cohesión entre todos sus miembros, y han aparecido sentimientos como la avaricia, la envidia y la soberbia. El desear poseerlo todo lleva al mismo tiempo a destruir a otros seres para poseer más y eso lleva al mismo tiempo a la división, por eso puedes llegar a sentirte como confuso, como si existieran varias Tierras, pero Tierra solo hay una. Si por el contrario, la mente se abre al amor, a la bondad y al respeto a la vida, ese organismo que habita en su interior dejará de autodestruirse y por el contrario se convertirá en un ser bondadoso y en lugar de acabar con todos los tejidos de su organismo le ayudará a crecer y evolucionar, pues el ser humano por sí mismo, cuando no se ha perturbado, es altamente beneficioso para el bienestar de cualquier planeta.
De todas formas, hay un síntoma que es el que le está ocasionando más daño que ninguno.

Planeta Tierra: - Dígame cuál es, doctor, ¿es grave?

Profundus Universus: - Es el síntoma de “tengo mucha prisa”. Ese pequeño organismo humano del que hemos estado hablando está acelerado, es como si tuviera que hacerlo todo en el menor tiempo posible, no se para en ningún momento, está inquieto y no se detiene a pensar, hemos de quitarle algunas revoluciones, para ello tendrá que buscar un poco de calma y serenidad, voy a indicarle algunas técnicas alternativas, como yoga o Tai Chi, creo que le ayudarán.

La Tierra empezó a pensar y transmitir a su ser interior sentimientos de calma de forma que todos los organismos que la componían se plantearan la vida de manera más positiva y serena, no tenía sentido correr, la vida se abría a sus pies y si no la saboreaban se les escaparía de las manos. Al mismo tiempo La Tierra quería transmitir a todos los seres que componían su ser interior que no tenían razón para sentirse ni superior ni inferior a los demás, sino que todos eran igual de importantes, debían aprender a amarse a sí mismos, y ante todo respetarse y respetar a los demás. Todos esos sentimientos debía trasladarlos a su organismo enfermo, debía comprender aquel ser llamado humano que él era importante, importante para amar, para ayudar a crecer y evolucionar, pero debía hacerlo centrado en otros valores, y no en sentimientos de superioridad y de destrucción. Debía pensar que su organismo formaba una unidad, único y especial, sino unido en un único ser auténtico y afortunado lleno de amor.

El síndrome del ser humano fue desapareciendo poco a poco a través de las terapias realizadas con el doctor Profundus Universus, el planeta Tierra completó la terapia y la curación fue total. Se mostraba ante el Universo con una salud vital sin igual.
Estaba muy feliz, el organismo llamado ser humano había cambiado de comportamiento, había dejado de destruir todo lo que rodeaba, incluido a sí mismo, y ahora parecía ayudar a otros seres que habitaban en su interior. La Tierra sentía la inmensidad de la vida que resurgía nuevamente. Además parecía que la actividad de su organismo había bajado de revoluciones, una intensa paz nacía en lo más profundo de su ser.
Fue necesario el trabajo en conjunto para lograr una meta común, vivir, y sobre todo que esta vida estuviera centrada en la armonía y en el bienestar.
Lo que se requiere es un cambio en nuestra forma de pensar y de actuar para poder vivir en un mundo más sano y equilibrado.
Para potenciar el lado más humano de las personas se pueden desarrollar todo tipo de actuaciones dirigidas a la educación ambiental, ya que es desde el ser humano y su comportamiento donde se inicia el deterioro de nuestro entorno. Con nuestra forma de vivir estamos quitándole la vida a nuestro planeta y en muchas ocasiones no somos conscientes de que lo estamos haciendo.
Se podrían desarrollar medidas simples como colocar papeleras especiales para el reciclado de papel a lo largo de toda la ciudad al igual que están las papeleras normales, buzones especiales en los bloques de pisos dónde depositáramos la publicidad sobrante,… son medidas simples que no harían sentir a la persona que está perdiendo tiempo. ¿Se han percatado que quizás no se recicla más por no buscar los contenedores adecuados para cada producto? Si los contenedores de reciclado están junto a los de la basura suele ser más frecuente la conducta de reciclar. Este comportamiento se extiende a muchas otras situaciones, como por ejemplo, instalar energía solar en el hogar para utilizar energías renovables. Entonces, además de aumentar la concientización para la protección y el respeto por el medio ambiente, debemos ayudar a que dichas conductas se desarrollen de forma fácil y sin costes de tiempo. Ojala no tuviéramos tanta prisa siempre, entonces la vida no se nos escaparía de las manos y tampoco los recursos, porque tal vez, cuando tengamos un segundo para pararnos a reflexionar ya no tengamos en qué hacerlo, pues ya no existirá remedio posible, y entonces puede que nos lamentemos de ese segundo que no quisimos invertir en proteger a nuestro planeta, aquel segundo en que perdimos un árbol tras otro, y así cada persona en cada segundo, en cada instante, un segundo en que contaminamos un poco más el aire, que dejamos escapar un poco más de nuestra agua, y que dejamos que ocurrieran tantas desgracias que padece la humanidad. Un segundo es importante no solo para nuestro trabajo, para desarrollar nuestras cuestiones diarias, sino también para ayudar y para proteger a nuestro planeta y a todos los seres que forman parte de ella.

La Tierra en este cuento está feliz… ¿Están dispuestos a hacerlo realidad?... ¡Festejemos juntos, entonces!

planeta-tierra.jpg